Portada Entrevista Monica Urbano Carvajal

Entrevista a Mónica Urbano Carvajal

Mónica Urbano Carvajal (Jaén, 1981) es una profesional de la comunicación digital hecha a si misma. Desde muy joven, tenía claro como enfocar su proyecto profesional. La tecnología ha sido su aliada desde entonces, y actualmente ayuda a las pymes y profesionales a potenciar su marca a través de estrategias basadas en la comunicación y el marketing aprovechando las redes sociales y la creación de contenidos de valor. Una trayectoria exitosa que le ha llevado a trabajar actualmente como directora en la firma de marketing agencia Origami, línea de negocio perteneciente a Grupo Avanza, aunque también cuenta desde hace cinco años con una web personal donde refleja muy bien su perfil y sus capacidades.

 

Si alguien quisiera saber cómo es Mónica Urbano para conocerte por primera vez, ¿qué le dirías?

Si alguien quiere conocerme le diría que hablase conmigo, directamente. Sin juicios ni prejuicios. No quiero redactar una lista de características sobre mi porque no podría ser objetiva. 😊

 

Tu trayectoria profesional ha sido muy movida desde que eras muy joven. ¿Cómo has llegado hasta el presente y cuales han sido tus motivaciones para seguir este camino?

En mi primera etapa profesional, la verdad es que me dejé llevar, aprendí mucho de coordinadores, seminarios, jefes, clientes…

Para pasar de mi primera etapa a mi segunda tuve que tomar decisiones, decisiones drásticas. Dejar mi trabajo, dejar mi ciudad, mi modo de vida…Dejarlo todo para formarme en lo que quería ser. Y así lo hice.

No quería hacer un curso online, quería irme a la cuna del marketing en España, aprender y vivir de manera presencial todo este mundo emergente del marketing digital. Me fui a vivir a Madrid durante un tiempo para estudiar y vivir en primera persona este movimiento digital.

 

La imagen personal es hoy un factor determinante en la comunicación social. Desde tu punto de vista, ¿están concienciados los profesionales de esta realidad? ¿Cómo pueden mejorar este aspecto?

La imagen personal y la imagen de marca son fundamentales. Muchos profesionales no están todavía concienciados, las nuevas generaciones vienen pisando muy fuerte y si no se actualizan ya, sus empresas acabarán en el olvido.

Lo mejor que pueden hacer es contactar con un profesional que les asesore y le pueda guiar para elegir la mejor estrategia para su marca en base a sus valores y objetivos.

 

La imagen que trasmitimos hacia los demás tiene, al menos, dos facetas: la personal y la profesional. ¿Tienen que coincidir ambas o pueden variar según las circunstancias?

Buena pregunta…Mi recomendación es que haya coherencia y no diste mucho una de la otra. Evidentemente, habrá rasgos que las diferencien, pero lo óptimo es que no sean especialmente significativos, para que no pueda haber un conflicto y llegar a una crisis de reputación en el peor de los casos.

 

Desde el punto de vista de las pymes, ¿cómo pueden potenciar su marca y qué impacto tiene esta estrategia a la hora de reflejarlo en sus ventas?

Nunca doy una fórmula mágica por que no la hay. En mi caso trabajo de forma personalizada para cada uno de los profesionales que me solicitan. El cómo viene después de la auditoría y el estudio pormenorizado del plan de marketing que se le confecciona a cada empresa.

Es muy importante que tengan claro hacía dónde quieren dirigirse y cuál es su target. El impacto no es inmediato, esto es una carrera de fondo.

No hay fórmulas mágicas ni inmediatas para el éxito. Nadie se hizo rico en dos días. Detrás hay mucho esfuerzo y dedicación por parte de la empresa y de la agencia o consultor.

 

El mundo digital es hoy un gran universo en el que muchas empresas pueden perderse. ¿Cuáles son las claves para que las pymes puedan rentabilizar su inversión en este campo? ¿Requiere muchos recursos?

La clave es que se asesoren muy bien, para escoger a la agencia o persona adecuada, para que no le hagan perder ni tiempo ni dinero.

Que tengan cuidado con la gente que promete rápido, y vende humo, por que eso aquí no funciona.

Las cosas bien hechas requieren su esfuerzo, dedicación y sobretodo tiempo.

Respecto a los recursos, no hay que tener muchos sino los imprescindibles y optimizados. Mejor calidad a cantidad.

 

El Inbound Marketing es hoy una herramienta muy utilizada para generar engagement y leads, pero parece que se está saturando al cliente con demasiada información y, al final, puede volverse en contra de lo que se pretende con esta estrategia. ¿Estamos llegando ya a ese punto de desborde o hay todavía un camino por recorrer?

Es cierto como bien dices que estamos saturados de información, yo le llamo infoxicación.

Hay que gente que escribe por escribir, sin filtrar información, con tal de hacerlo rápido y publicar un artículo en un blog, por ejemplo. Entonces caemos en mucho y malo, y al final nos saturamos con artículos que no nos llevan a ninguna parte, no aportan valor.

Hay que escribir con cabeza, pensando a quién va dirigido, cual es mi objetivo, qué le estoy resolviendo al lector y/o al posible cliente…

El contenido de calidad es el rey de la información en estos momentos y Google lo sabe y lo premia.

 

Las pymes suelen pedir resultados cuando abordan estrategias digitales. ¿Estamos en condiciones de ofrecer seguridad y rentabilidad a los clientes cuando invierten en estas herramientas o, por el contrario, es una apuesta de futuro sin certezas absolutas?

Los resultados dependen de muchos factores, y muchos no están a nuestro alcance.

Yo no garantizo nada que no sepa que soy capaz de conseguir. Suelo ponerle al cliente los pies en el suelo, y prefiero ser sincera y realista, hay cosas que se pueden predecir y cosas que no.

Lo que hoy funciona, mañana igual no…Este mercado es muy cambiante, por eso es tan importante intentar estar siempre en la cresta de la ola e ir cambiando de estrategias según se mueva el mercado. El mercado digital está más vivo que nunca.

 

Si una pyme o profesional tuviera que decidirse por una estrategia de comunicación digital y tuvieras que convencerle con pocas palabras, ¿qué le dirías?

Le argumentaría en base a beneficios y haciendo referencia a mi experiencia personal y profesional por qué esa estrategia le vendría bien a su negocio y no otra. Es bueno además nutrir la argumentación con ejemplos reales.

 

¿Puedes poner algún ejemplo de proyecto exitoso en el que has participado?

Asisto de manera asidua a nacimientos de muchas empresas, con lo que ello conlleva digitalmente. Hoy conservo aún clientes de mis comienzos y, que la gente confíe en ti con el paso del tiempo y con la competencia que tenemos en este sector, ya es todo un éxito.

 

He impartido talleres de emprendimiento digital en Almería y Jaén dentro de los proyectos:

Andalucía turismo Rural y digitalización

Taller de transformación digital para profesionales dentro del proyecto Jaén Fashion Week.

Masterclass sobre marca personal y redes sociales para la escuela y agencia de modelos ConGlamour.

Proyectos de campañas pre-electorales (entrevistas y comunicación digital)

Hace unos años cuando trabajaba para Vodafone, desarrollé unas tarifas de marketing, de las cuales 2 de las 3 que presenté se pusieron en funcionamiento.

Actualmente estoy trabajando a nivel nacional e internacional en otro tipo de proyectos, pero que, por firma de contrato de confidencialidad, no me están permitidos desvelarlos aún.

 

¿Cómo ves actualmente el sector de la consultoría de marketing y comunicación? ¿Crees que crecerá en el futuro o ves otras nuevas vías de negocio para estos profesionales? ¿Está hoy todavía vigente la comunicación y el marketing offline?

El marketing digital está creciendo y seguirá creciendo muchísimo en el futuro. Ahora mismo siguen subsistiendo estos dos canales marketing tradicional offline y online.

Y pienso que es muy bueno que estén los dos, ya que entre ambos se nutren y complementan la oferta.

 

Ahora Mónica, te propongo que mires un poco más allá del presente, digamos unos cinco años en el futuro. ¿Cómo te ves tú profesionalmente? ¿Y el sector de la consultoría de marketing y comunicación?

Pues Luis, esto es impredecible. Hace unas semanas estaba negociando proyectos bastantes grandes e interesantes, y todo marchaba a un buen ritmo. Hoy por el problema de la pandemia esta el mundo entero paralizado y no sabemos como van a reaccionar los mercados a la vuelta.

Lo importante es estar siempre activo y actualizado y, si hace falta, reinventarse. El progreso pasa por un estado constante de adaptación a los cambios para la supervivencia.

Me encantaría seguir dentro de 5 años dentro de este sector, o muy cerca.

 

Por último, me gustaría que nos trasmitieses una reflexión personal para trasmitir a empresas y profesionales de cualquier sector acerca de las posibilidades que ofrece una estrategia de marketing y comunicación, sobre todo para aquellas que no han dado todavía el paso a este tipo de actuaciones.

En esta respuesta Luis, si me lo permites, quiero dejar paso en esta reflexión a los maestros:

“Lo peligroso es no evolucionar”. (Jeff Bezos, fundador de Amazon).

“La innovación distingue a los líderes de los seguidores”. (Steve Jobs. Cofundador y presidente ejecutivo de Apple y máximo accionista de The Walt Disney Company).

 

doctoraempresa@gmail.com

Portada Entrevista Marisol García

Charlamos con la experta en marketing y comunicación Marisol García.

Marisol García (Cubelles, Barcelona,1982) es una joven emprendedora que lidera un equipo de profesionales dedicados a impulsar el crecimiento y la visibilidad de las pymes y emprendedores mediante estrategias de comunicación digitales. A través de Marisol Comunicación, empresa con sede en Cubelles, ofrece a sus clientes una visión diferente de enfocar sus acciones en el mundo digital siempre con la estrategia y el positivismo como banderas. Una firma que está dando mucho que hablar -para bien- y que seguro seguirá dando en el futuro. Vamos a descubrirla.

 

Lo primero Marisol, cuéntanos quién eres y cómo llegaste al mundo del marketing y la comunicación. ¿Ha influido el hecho de haber nacido en una generación casi ya digitalizada?

Luis, antes de nada, quiero agradecerte tus amables palabras en la introducción a esta entrevista, qué bonito que veas mi proyecto así porque precisamente es lo que quiero transmitir 😊.

¿Quién soy? Ufff… ¿Qué difícil es contestar esta pregunta? Cuando trabajo con clientes que acceden a mi mentoría de Marca personal es la primera pregunta que analizamos y nos cuestionamos. Y es muy interesante trabajarla, por lo difícil que es definirla y ajustarla.

Soy Marisol García, una mujer luchadora, con fuerza, con ganas de aportar, de ayudar, de relacionarme con personas de las que aprender. Porque me gusta aprender, porque soy curiosa, optimista, de energía positiva y, sobre todo y siempre, con una sonrisa en mi cara. Eso es lo más importante.

Llegué al mundo del marketing a través de una serie de circunstancias; un hecho, me llevó a otro. Soy periodista de formación (o de primera formación); he estado trabajando la mayor parte de mi vida en una redacción, hasta que un día me contrataron como editora de una revista de Golf. (¡Editora!!! Qué ilusión me hizo). Pero, con el tiempo, qué aburrido. Ya casi no escribía, coordinaba los reportajes de la revista, distribuía entrevistas, noticias, campeonatos a los redactores y tenía mucho contacto con el departamento comercial de la revista; la encargada de traer los anuncios a la revista.

Ahí empecé a tener un primer contacto con la estrategia, y sobre todo con el marketing. Estrategia para darnos cada vez más a conocer como revista, para tener un buen posicionamiento de marca, para atraer publicidad, para ofrecer buen contenido en nuestras publicaciones. En aquel momento, las redes empezaban a despuntar, y también el mundo digital. Fuimos de las primeras revistas de Golf en colgar la revista en la red, de darnos a conocer a través de Facebook, de desarrollar un blog de golf, y fue apasionante. Aprendí muchísimo y también me di cuenta de que estaba en el departamento equivocado, claro.

 

En los tiempos actuales, todo gira entorno a la utilización de las nuevas herramientas y canales digitales, como si el espacio offline se estuviese diluyendo. ¿Crees que esta tendencia va a seguir creciendo o todavía sigue siendo necesaria la convivencia del mundo online y offline?

Si algo me ha enseñado mi sector es que hay que estar en permanente alerta y ser como una caña de bambú que constantemente se va adaptando a las mareas del río.

No sé qué sucederá en un futuro, pero lo que sí creo, desde mi humilde opinión, es que no todas las empresas tienen porqué estar en el mundo digital. Y que la combinación del mundo online y offline, suma. De hecho, me gusta combinar estrategias de los dos entornos, y algo tan simple como, por ejemplo, trabajar la imagen de la marca en las redes, se debe potenciar siempre con el networking en eventos, en actos, presencia física que refuerza la imagen que proyectas en entorno online. Siempre y cuando las dos acciones estén coordinadas y haya una estrategia detrás. Es sólo un ejemplo.

 

Hay una frase que yo siempre comento en mi entorno: “cuenta a todos quién eres antes de que otros digan lo que no eres”. Hasta qué punto crees que comunicar (bien) lo que somos como empresa es vital para el crecimiento y cómo convencerías a una pyme cualquiera de esta necesidad.

¡Me gusta tu frase! Tengo una muy parecida: “hazlo bien y hazlo saber”. Porque me encuentro muchísimas veces, y creo realmente que el hándicap de cualquier proyecto es la comunicación. En mi trayectoria como asesora me he encontrado con que el que está al frente de una pequeña empresa sabe muy bien cómo es su producto o su servicio, conoce muy bien cuáles son sus características, a quién le puede interesar o puede servir, pero no piensa en cómo debe hacer para comunicar lo que está poniendo en el mercado y cuáles son las técnicas y las herramientas que le pueden ayudar a comunicar su producto. Ahí es cuando intervenimos nosotros, los profesionales del marketing.

Porque hay muchos productos que son fáciles y agradecidos de vender: los productos de moda, gastronomía, papelería, son relativamente fácil de exponer comunicativamente y fáciles de hacer llegar al público. Son productos atractivos. Pero cuando te viene un cliente que lo que tiene que vender en el mundo digital es una herramienta parecida a una pistola que lo que hace es expulsar espuma de poliestireno o poliuretano, pues claro no es tan sexy hablar de eso en las redes, ni tan fácil a priori para el CEO de la empresa comunicarlo en el mundo digital. Pero, sin embargo, el profesional sabe perfectamente dónde puede dar a conocer este producto y no precisamente en Instagram.

Hay una palabra clave que utilizas mucho en tu propuesta a las empresas: ESTRATEGIA. ¿Por qué es fundamental saber a dónde queremos ir como organización antes de plantearnos cómo ir? ¿Crees que el tejido empresarial actual, sobre todo las pequeñas y medianas empresas, está orientado a un marketing y comunicación estratégica, o solo quieren implementar herramientas rápidas en busca de resultados inmediatos?

Para mí la palabra estrategia es clave. Cuando me preguntabas como era, una de las características muy propias de mi forma de ser es la analítica. Soy una persona que le gusta reflexionar y analizar lo que le rodea y sacar conclusiones de ello para avanzar y marcar un camino. Y, además, eso me pasa de siempre y lo aplico en mi vida diaria y personal. (¿Qué aburrida, ¿verdad?).

Así que qué más te puedo decir. Puede que esté equivocada en mi propio planteamiento (hasta de vida) pero creo que las acciones deben seguir una ruta.

Te voy a poner un ejemplo con dos clientes con los que he trabajado últimamente y que creo que puede responder a tu pregunta de por qué es fundamental tener una estrategia y saber a dónde podemos ir.

El primer cliente es un carpintero. Desde siempre supo muy bien qué quería hacer: qué tipo de servicio quería ofrecer en su carpintería y a qué tipo de cliente se debía dirigir. Necesitaba mi ayuda en temas muy concretos de ajuste de cliente y de planteamiento de su comunicación en la web y en las redes. Pero nada más. Él de forma intuitiva, tenía una estrategia ya definida de hace años. Había analizado su producto, sus características, a quien podía servir y qué quería conseguir con ello. Precisamente las claves básicas -rudas- de la estrategia es saber a dónde te quieres dirigir (marcarte objetivos) y marcar las acciones a realizar (tácticas). En seguida nos pusimos en marcha con éxito.

El otro cliente. Me explicaba que su formación fue la abogacía. Empezó a trabajar en un bufete, pero rápidamente decidió poner una consultoría laboral, dedicada a la asesoría a trabajadores. Cerró al año. En su asesoría había tenido relación con la conciliación; así que decidió formarse en este sentido y abrió otra asesoría, basada ahora en la ayuda a las personas desde la conciliación. También cerró. Cuando vino a consultarme estaba bastante confundido y quería reorientarse y trabajar su marca personal. Paradójicamente y a pesar de a lo que se dedicaba, ¿Crees que detrás de su trayectoria había estrategia?

Porque puede que la estrategia, cuando la planteas falle, claro… suele pasar. Pero si tu estrategia la tienes clara, lo que haces es corregir, simplemente, pero no cambiar, abandonarla y crear otra.

 

Las redes sociales, el marketing digital, el inbound marketing… ¿No nos estaremos ahogando en un océano digital? Y si no es así, ¿cómo crees que la pyme media de este país puede hacer algo cuando compite en este océano cada vez más rojo y en el que hay que hacer grandes esfuerzos por visibilizar la marca?

¡Esto es pregunta de examen! Lo que planteas al final son diferentes técnicas de una misma madre: el marketing digital. Como consultora y asesora de empresas, cuando recibo un cliente, su prioridad principal es tener visibilidad y tener más clientes. Esto es lo que buscan. Pero como profesional, y después de haber analizado su entorno, su mercado, su propia empresa, tengo que ajustarme y ofrecerle técnicas, canales que mejor se ajusten. Puede que le sirva trabajar los canales de social media, puede que adopte técnicas del Inbound marketing porque es lo que mejor le irá (y además sé aplicarlas), o puede que lo que mejor le vaya sean técnicas propias del marketing tradicional y no del digital.

El problema hoy en día es que todo el mundo está ofreciendo contenido y, además, en su mayoría es bueno. Aportan contenido de valor. Pero no damos abasto para consumir todo ese contenido. En la actualidad, el que está aportando creatividad en su publicación y lo está haciendo diferente, es el que está consiguiendo la visibilidad. Y claro, aportar algo diferente y creativo, no es fácil. Hoy en día este es nuestro hándicap.

Personalmente, y si leéis mis post en Linkedin o mis publicaciones en Instagram lo comprobareis, creo en el marketing del chup-chup, cocinado a fuego lento, sabiendo muy bien a quien dirigirte, tu cliente, aportando valor, escuchándolo e intentar hablar con él. Pero cada vez está siendo más difícil.

 

Otra de las palabras que definen tu forma de trabajo es OPTIMISMO. ¿Crees que ser y trasmitir emociones positivas tiene un efecto tangible en los resultados de una estrategia? ¿Lo aplican las pymes en su día a día?

Uffff… No sé si las pymes aplican el optimismo en su día a día. En mi caso es que el OPTIMISMO es intrínseco a mí. Sé que se consigue y estoy convencida de ello, y así lo transmito; no doy otra opción. Si aplicas la estrategia, puedes corregir, pivotar, pero dentro de una misma línea/ruta. Se consigue. Lo he visto.

Si tuvieras que convencer a un cliente de que necesita una estrategia de comunicación para lograr mejores resultados y solo dispusieras del tiempo que tarda un ascensor en llegar a la planta solicitada (elevator pitch), ¿qué le dirías?

Preocúpate de que tu producto sea bueno y competitivo. Cuando esto lo tengas resuelto, busca un megáfono y cuéntalo. La estrategia y el marketing te dirá cual será tu mejor megáfono y a quien realmente le interesa escuchar lo que estás explicando de tu producto.

 

En relación con la empresa de la que formas parte y lideras, ¿cómo os veis dentro de cinco años?

Dentro de cinco años me gustaría tener un equipo más amplio, no ya en servicios (que ya lo veré), pero sí en personal que ayuda y ofrece el servicio. Quiero continuar teniendo un buen equipo, cohesionado y sabiendo qué soluciona cada uno de ellos. Quiero enfoque y resolución. Es lo que exijo.

 

Por último, actualmente mantenéis un blog muy interesante, y que invito a conocer a todos, sobre temas relacionados con el marketing y la estrategia, pero, a nivel personal, ¿Para cuándo el primer libro de Marisol García? ¿Tienes ya algún tema pensado?

¡Wwaauuuu! ¡Un libro! ¡Me encantaría! Y lo haré. No sé de qué, pero lo haré. Por ahora; es que necesito más horas a mi día, no me da (¿tú sabes donde se compran 27 horas diarias?)

 

Contacto:

www.marisolcomunicacion.com

El Marking tradicional ha vuelto

La vuelta del marketing real

(Imagen cortesía de @RosanaRosas17, https://rosanarosas.com/)

Con el avance tecnológico que nos envuelve, y que acapara grandes espacios de nuestro ámbito vital, es difícil pensar que “lo analógico” pueda tener alguna cabida. Repasando algunos datos, nos damos cuenta de que interactuamos cada vez más a través de dispositivos inteligentes, evitando en lo posible una relación directa y tangible. (Informe Sociedad Digital en España 2018, Fundación Telefónica):

  • El uso diario de la mensajería instantánea casi duplica al de llamadas por móvil y fijo.
  • El 60 % de la población envía mensajes instantáneos varias veces al día, mientras que un 24 % llama por móvil y solo un 12 % por el fijo.
  • El comercio electrónico está creciendo en España por encima del 15 %, avanzando cada vez más sobre el comercio físico.

Además, está el crecimiento año a año de las aplicaciones móviles para resolver todo tipo de gestiones (Banca, Sanidad, Administración…) o directamente para comunicarse, bien sea entre personas, B2C o B2B. En definitiva, la tecnología nos ha abierto nuevos canales de relación que, por su inmediatez, cada vez usamos más.

Si trasladamos esta tendencia al mundo del marketing, veremos que el auge de lo digital está creciendo cada año. Superadas, aunque no abandonadas, las estrategias de email marketing, las empresas apuestan cada vez más por utilizar las redes sociales como herramientas de comunicación con su target. El marketing digital ofrece muchas ventajas a las pymes:

  • Inversiones más ajustadas que en el marketing tradicional.
  • Mayor capacidad de segmentación del público.
  • Más agilidad para poner en marcha campañas.
  • Seguimiento y valoración en tiempo real de los resultados de las campañas.
  • Más interacción.

La tienda online se hace física

Frente a todo ello, parece que el marketing y la comunicación más tradicional está perdiendo fuerza. No obstante, la digitalización está produciendo un efecto no deseado en los usuarios y consumidores: está perdiendo la conexión humana, como señala este estudio de la firma Deloitte. Si bien la tecnología multiplica las capacidades de relación a todos los niveles, también anula la relación cercana y emocional que tiene una comunicación en persona. Tocar, oler, sentir…son sensaciones que se están perdiendo en la comunicación digital, lo estamos empezando a echar en falta y las organizaciones ya están tomando cartas en el asunto.

Un ejemplo de estos cambios en las estrategias lo tenemos en las empresas que son cien por cien digitales y que están abriendo tiendas físicas. AliExpress, el gigante chino del comercio online ya dispone de una tienda física en Madrid y este mes de noviembre abrirá la segunda en Barcelona. El objetivo: hacer tangible un modelo de negocio que solo existe en internet, hacerlo real y permitir al cliente que sienta y experimente lo que es la marca en un entorno físico. Yo lo veo como una estrategia de branding novedosa que convierte a las tiendas AliExpress en un inmenso anuncio que, estoy seguro, potenciará las ventas de su tienda online. Generará un plus de credibilidad y confianza en la marca. Curiosamente, según un estudio de Salesforce, a la hora de realizar la primera compra, el 71% de los consumidores españoles deciden ir a la tienda física. Después ya solo compran en tienda física un 27 %. Y cada vez es más común que los usuarios elijan la compra en tienda física y luego realicen la compra online. Como ves, las estrategias digitales se complementan con las estrategias tradicionales.

Otro ejemplo de la transición del comercio online al físico es el de Nespresso. Esta firma fue pionera en la venta de máquinas de café instantáneo y de las correspondientes cápsulas. Debido al éxito, empezó una estrategia de apertura de tiendas físicas para ofrecer al cliente una experiencia real que transmitiera, apelando a la emoción, sus atributos de marca: calidad del café, pertenencia a un club y, sobre todo, exclusividad. La tienda-boutique de Paris en los Campos Elíseos es el ejemplo perfecto. Resultado: un refuerzo de marca notable y que lo diferencia de las otras empresas del mercado.

 

Te dejo este interesante artículo de Dimas Gimeno, en el que se hace eco de los cambios que el sector del retail está dando en China, donde el foco vuelve a estar en atraer al cliente al espacio físico.

¿Ha muerto el marketing de toda la vida?

Hace no demasiado tiempo, tuve la ocasión de comprobar cómo una estrategia de marketing no digital contribuyó positivamente al refuerzo de marca en un público objetivo muy seleccionado. Una empresa quería dar a conocer una nueva máquina adquirida mediante una fuerte inversión a un grupo de potenciales clientes. Esta máquina, única en España, permitía realizar una serie de modificaciones en los productos de los clientes para dotarlos de elementos nuevos y más diferenciadores.

Para darla a conocer, se identificaron a las personas responsables de contratar este tipo de trabajos en toda España y se les hizo llegar una invitación personal para una presentación en la sede de la empresa. La invitación incluía dos días de estancia con actividades culturales y gastronómicas incluidas. De las cien personas contactadas, acudieron sesenta. También algunos redactores de medios especializados del sector. El evento fue un éxito. No solo se reforzó la imagen de marca líder (a través de la nueva e innovadora máquina) sino que se obtuvo un contacto personal (imposible en el mundo digital) con los clientes invitados. Todo ello amplificado con las reseñas publicadas en los medios del sector.

Este es solo uno de los muchos ejemplos que podría mencionar de como una estrategia clásica de marketing (en este caso utilizando herramientas de Relaciones Públicas y Comunicación) puede ser efectiva y rentable frente a otro tipo de estrategias alternativas basadas en lo digital. En este caso, se buscaba que los clientes tuviesen una experiencia real que dejara huella, asociando la marca de la empresa a los valores de liderazgo, innovación y capacidad.

Hay muchos ejemplos similares donde, aunque el elemento disparador de la estrategia (el inicio de la actuación) utiliza herramientas digitales, al final del funnel de ventas se utiliza el marketing más tradicional.

Por ejemplo, las bodegas están descubriendo las posibilidades que ofrecen sus instalaciones para ofrecer experiencias alrededor del vino con estrategias de enoturismo. Parten de una campaña genérica en sus redes sociales a través de herramientas de Inbound Marketing para segmentar el público y acaba el proceso con un contacto personal telefónico para completar el registro y cursar una invitación a conocer una experiencia enoturística de la bodega. El objetivo final es vender más vino, y la premisa es que lo que se recuerda con agrado siempre tiene más posibilidades de ser adquirido. Además de reforzar la imagen de la bodega, se hacen con una base de datos interesante para trabajarla en el futuro.

Así que no, el marketing de toda la vida no ha muerto, está muy vivo. Lo que se está produciendo es que al amparo de las nuevas herramientas y estrategias que utilizan medios digitales, los responsables de marketing tienen ahora nuevas oportunidades para combinar ambos métodos y obtener resultados óptimos.

 

El marketing tradicional se reinventa gracias al marketing digital.

Como señalaba al principio, el auge de la sociedad digital está deshumanizando las relaciones personales. La inmediatez de la comunicación a cambio de la despersonalización. Y ahora lo que se busca es precisamente lo que se está perdiendo. Para ello, el marketing tiene que reconectar con su público a través de la emoción y, cuando sea posible, del contacto personal. El Inspiring Marketing al que le dediqué una entrada hace unas semanas.

Un responsable de marketing debería seleccionar lo mejor de ambos mundos y construir una estrategia ganadora. El marketing digital dispone de herramientas muy útiles para hacer llegar nuestro mensaje a un gran número de personas. Podemos combinar contenidos de todo tipo (audio, video, infografías…) adaptando el mensaje al perfil que buscamos. La segmentación que obtenemos de las campañas digitales nos proporciona una buena base de partida para elaborar un marketing más cercano en el que podamos compartir espacios y experiencias con los clientes potenciales.

Estrategia para tu empresa: busca momentos de conexión con tus clientes

 

La clave para volver a conectar con tus clientes en un mundo digital es realizar un análisis de tu empresa, de tu sector y de los intereses de tu público. Así como las bodegas buscan el contacto directo a través de las experiencias enoturísticas, en tu caso concreto deberás encontrar los puntos de conexión en función de lo que tengas a tu disposición, siempre sin perder de vista el perfil de tu cliente. Esto no es fruto de una inspiración, sino de un análisis tranquilo que valore las diferentes opciones en función de su viabilidad y posibilidades de éxito. Muchas veces la oportunidad surge con ideas aparentemente sencillas que se convierten en potentes acciones de comunicación.

El marketing directo y las relaciones públicas siguen siendo indispensables a la hora de establecer lazos cercanos con nuestros clientes. Por ejemplo, una acción de marketing directo (tradicional) que realizamos hace ya algunos años consistió en enviar a los directores generales de varias empresas clientes una ejemplar de la revista Actualidad Económica. La portada estaba modificada, y en ella salía una foto del directivo con una frase alusiva a su éxito empresarial. Una campaña que perseguía llegar al núcleo emocional de las personas a través de un medio directo e impactante. La campaña se completaba con una “llamada a la acción” que incluía una invitación a una charla magistral de un reconocido empresario. Se trasladó un impacto positivo de marca y se obtuvieron contactos directos con las personas que interesaban a la empresa.

¿Qué espacios o momentos puedes crear para interactuar con tu público? Seguro que encuentras puntos de conexión. Dedica una jornada a pensar sobre esto y te darás cuenta de que puedes establecer esos puntos de encuentro. Haz partícipe del proceso a los miembros de tu equipo y, sobre todo, no olvides que combinar el marketing tradicional con las posibilidades del digital ampliarán tus posibilidades de éxito.